fbpx

En el Marymount entendemos que es de suma importancia reconocer y abordar la salud mental y emocional en los espacios educativos. Sentirse seguro, estable y tranquilo no solo influye en el bienestar individual de los estudiantes, sino también en su desempeño académico y en la dinámica general del ambiente escolar. Es fundamental que las instituciones educativas reconozcamos los crecientes riesgos que hay en este sentido, en especial para los adolescentes, y que proporcionemos un entorno que fomente el cuidado integral de la salud mental, brindando recursos y apoyo tanto a los estudiantes como a los padres de familia.

El tipo de apoyo que se puede ofrecer a los estudiantes parte de la provisión de servicios de asesoramiento y apoyo psicológico, pero no se limita a este factor. De poco sirve contar con un equipo de especialistas, si no se promueve la creación de un clima escolar que fomente la empatía, el respeto y la comunicación abierta. De igual forma, es sumamente importante proveer espacios de reflexión y discusión que conlleven a los adolescentes mismos a plantear estrategias, a partir de su propia realidad, que les permitan fortalecerse como individuos más resilientes y capaces de enfrentar los desafíos que puedan surgir en su vida académica y personal.

Con el ánimo de promover una discusión entre jóvenes de 11 a 17 años de distintos colegios alrededor de este importante aspecto, la rectora del Colegio Marymount, María Figueroa, invitó a los asistentes al Modelo de Naciones Unidas MMUN a incluir estos temas en próximos comités, con el fin de mantener la agenda vigente y teniendo en cuentas las voces de los primeros afectados por esta difícil y retadora realidad.

A continuación, compartimos las palabras de apertura al evento de la rectora.

 

Comité Directivo

Colegio Marymount

Palabras de María Figueroa, Inauguración MMUN XIV – febrero 16 de 2024

Estimada Junta Directiva de MUN, estimados Sponsors, estimados delegados nacionales e internacionales, estimados amigos, ¡Bienvenidos!

Me alegra mucho acompañarlos en la apertura del decimocuarto modelo de Naciones Unidas organizado por el Colegio Marymount. Este año es muy especial porque por primera vez tenemos una delegación de estudiantes de Canadá, así como estudiantes de los colegios Madre Laura y La Unión de Bajirá de Chocó.

Quisiera agradecer a nuestras estudiantes de 11°. Sin su dedicación, disciplina y compromiso este evento no sería posible. Agradezco también a Susana Vélez, nuestra Sponsor y a todos los profesores que han acompañado el proceso de los estudiantes. También quisiera felicitar al equipo del colegio que hará posible el lanzamiento de un Think Tank que busca acercarnos al conflicto desde un lenguaje audiovisual.

Al revisar la oferta académica que se presenta en este modelo es muy emocionante observar la diversidad de temas. Veo que se abordarán aspectos tan variados que van desde qué medidas tomar para mitigar la respiración de aire insoluble a causa de la contaminación atmosférica hasta la Revolución Rusa, pasando por una gran variedad de contenidos que los van a retar. El desarrollo de estos comités permite una comprensión intercultural y global, promueve la conciencia y el respeto por diversas culturas y perspectivas y los prepara a todos para ser ciudadanos del mundo. Espero los disfruten.

Por último, quisiera hacer una invitación para próximos modelos de Naciones Unidas. Para esto voy a hacer un TBT, y me voy a ir a la pandemia del COVID 19 porque nos afectó a todos. Empiezo por compartirles un estudio de UNICEF que amplificó las voces de 8.500 adolescentes y jóvenes entre 13 a 29 años en 9 países de la región latinoamericana. El reporte da cuenta de los sentimientos que enfrentaron los jóvenes en los primeros meses de la pandemia:

– El 37% de los participantes reportó sentir ansiedad y el 20% depresión.

– 46% reportó tener menos motivación para realizar actividades que normalmente disfrutaba.

– 36% de la población encuestada se sintió menos motivada para realizar actividades habituales.

– La percepción sobre el futuro también se vio negativamente afectada, particularmente en el caso de las mujeres jóvenes, quienes se sintieron más pesimistas hacia el futuro.

Los resultados son un llamado a promover la participación de la juventud en estos y otros temas que los afectan, a oír sus voces y a tomar decisiones sobre la inversión, la calidad y el acceso a servicios de salud mental en la región. En este sentido, mi invitación es a que en los Modelos de Naciones Unidas siempre tengan uno o más comités que trabajen el tema de salud mental y socioemocional de manera profunda. Pueden tratarse temas relacionados con la depresión, la ansiedad, la violencia sexual, el acoso escolar o la ideación suicida.

Como líderes y agentes de cambio tenemos que tener una comprensión más profunda de estos conceptos para construir una mejor sociedad. No olvidemos que, tal como lo establece Daniel Goleman, psicólogo reconocido a nivel global por su teoría de la inteligencia emocional, por lo menos un 80% del éxito en la edad adulta proviene del desarrollo de habilidades socioemocionales.

 

Muchas gracias y bienvenidos.

 

¿Cómo te pareció este artículo?
+1
4
+1
0
+1
4
+1
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *