HOMENAJE A CHARLES WESTON

En 1970, en septiembre, inició un nuevo año escolar y con él la participación de Charles Weston en la junta de directores del Marymount. Desde ese momento se convirtió en un personaje que no olvidaremos por su dinamismo, su entrega, su sonrisa, su amor y vocación por la enseñanza, la alegría y también su decidido apoyo en muchas de las actividades y momentos Marymount.  “There’s no point in talking about split milk”, era una de sus frases y con ella mostraba cómo hay que trabajar con ahínco y decisión por obtener los mejores resultados.

Con mucho orgullo siempre nos habló sobre la distinción que recibió de su Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra, cuando el 12 de octubre de 1988, en el palacio de Buckingham, recibió la condecoración OBE (orden del imperio británico Grado Oficial), lo cual nos llenó de emoción.

“Todos sentimos un inmenso amor por él, aún sin conocerlo, y su cara bonachona y su sonrisa lo convierte en alguien especial”, fueron algunas frases que se escribieron en el anuario del 98; Charles Weston proclamó muchas generaciones de bachilleres, entre ellas las de sus hijas y nieta, y para la celebración de los 70 años del Marymount envió una nota de voz corta pero con mucho sentimiento, como nos lo hizo saber su esposa.

A él nuestros abrazos White & Blue que van cargados de mucho agradecimiento por contribuir por un mejor Marymount.

Paz en su tumba.

HOMENAJE A CHARLES WESTON

En 1970, en septiembre, inició un nuevo año escolar y con él la participación de Charles Weston en la junta de directores del Marymount. Desde ese momento se convirtió en un personaje que no olvidaremos por su dinamismo, su entrega, su sonrisa, su amor y vocación por la enseñanza, la alegría y también su decidido apoyo en muchas de las actividades y momentos Marymount.  “There’s no point in talking about split milk”, era una de sus frases y con ella mostraba cómo hay que trabajar con ahínco y decisión por obtener los mejores resultados.

Con mucho orgullo siempre nos habló sobre la distinción que recibió de su Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra, cuando el 12 de octubre de 1988, en el palacio de Buckingham, recibió la condecoración OBE (orden del imperio británico Grado Oficial), lo cual nos llenó de emoción.

“Todos sentimos un inmenso amor por él, aún sin conocerlo, y su cara bonachona y su sonrisa lo convierte en alguien especial”, fueron algunas frases que se escribieron en el anuario del 98; Charles Weston proclamó muchas generaciones de bachilleres, entre ellas las de sus hijas y nieta, y para la celebración de los 70 años del Marymount envió una nota de voz corta pero con mucho sentimiento, como nos lo hizo saber su esposa.

A él nuestros abrazos White & Blue que van cargados de mucho agradecimiento por contribuir por un mejor Marymount.

Paz en su tumba.

CHARLES WESTON llegó al colegio en 1970 procedente de Medellín con sus 3 hijas: Ana María, Marcela y Patricia y por su experiencia en educación rápidamente hizo parte de la Junta de Directores, lugar desde donde hizo maravillosos e importantes aportes a la “Familia Marymount” como orgullosamente lo decía.
Desde la presidencia de la Junta, en donde estuvo en varias oportunidades, nos acompañó a las ceremonias de grado, despedidas de navidad, asambleas de padres, primeras comuniones. Siempre con su sonrisa, compromiso y amor por su colegio.
Recordamos con mucho sentimiento su célebre frase al finalizar las reuniones con nuestros queridos profesores: “once a teacher, always a teacher”, así como su maravillosa interpretación de New York New York en los eventos sociales.

CHARLES WESTON llegó al colegio en 1970 procedente de Medellín con sus 3 hijas: Ana María, Marcela y Patricia y por su experiencia en educación rápidamente hizo parte de la Junta de Directores, lugar desde donde hizo maravillosos e importantes aportes a la “Familia Marymount” como orgullosamente lo decía.
Desde la presidencia de la Junta, en donde estuvo en varias oportunidades, nos acompañó a las ceremonias de grado, despedidas de navidad, asambleas de padres, primeras comuniones. Siempre con su sonrisa, compromiso y amor por su colegio.
Recordamos con mucho sentimiento su célebre frase al finalizar las reuniones con nuestros queridos profesores: “once a teacher, always a teacher”, así como su maravillosa interpretación de New York New York en los eventos sociales.

Escritos en anuarios Marymount

Biografía año 1994
Anuario 1994
Dedicatoria 1994
Anuario 1998
Anuario 2000
Translate